Scroll Top
19th Ave New York, NY 95822, USA

Los mejores y peores tropos en la novela negra

Los mejores y los peores tropos en la novela negra

Las novelas de crímenes y asesinatos son uno de los géneros más populares de la literatura en la actualidad, y uno de los motivos por los que gustan tanto es que siguen una fórmula básica: nos presenta un asesinato, varios sospechosos, pistas y un detective, más o menos profesional, que debe encontrar al asesino.

Sin embargo, al ser tan populares y haberse escrito tantísimas novelas de este tipo (Por cierto, ¿has leído estas 😈?), en ellas encontramos una serie de tropos más o menos habituales que pueden tener mejor o peor resultado y resultar más o menos cansinos.

¿Y qué demonios son los tropos?

Los tropos son formas de expresión que se han vuelto familiares y reconocibles debido a su uso frecuente. Pueden ser giros de palabras, imágenes o temas que, aunque a menudo se presentan de manera predecible, pueden transmitir significados más profundos o expresar ideas de manera más vívida.

Eso, si se hace bien. Si se hace mal, son esas frases hechas o clichés que hacen que los lectores pongamos los ojos en blanco.

Por eso quiero hablar de los tropos de la novela negra que me gustan y los que no me gustan.

Tropos en la novela negra que sí

Habitación Cerrada/Asesinatos Aislados

El clásico que nunca pasa de moda. Como un sombrero gastado, el tropo de la habitación cerrada ha adornado muchos clásicos del género negro. Desde Agatha Christie hasta Raymond Chandler, el misterio que se desenvuelve en un espacio limitado, con sospechosos claramente definidos, siempre ha intrigado a los lectores. Es una de Las 6 tramas de novela negra más habituales, el whodunnit de manual. Resulta intrincado y divertido, sobre todo cuando tenemos que descubrir, no solo quién lo hizo, sino cómo.

¡Ponemos la imaginación a funcionar!

El tropo del policía atormentado

Vamos a ver, ¿es que no hay ningún policía en este mundo que no esté hecho polvo emocionalmente? ¿No hay ninguno al que no le hayan asesinado a la mujer (sigue leyendo hacia los tropos que NO), a un hijo o se le haya muerto el mejor amigo en los brazos?

Se ve que no. Este tropo ha sido una constante en la literatura de género negro, presentando a un detective con pasado oscuro o atormentado. Estos personajes cargan con sus propios demonios mientras luchan contra el crimen. Aunque se ha convertido en un cliché, la profundización en la psicología de estos personajes ha llevado a algunas de las obras más impactantes del género y puede salvar una historia que no tendría mayor interés sin él.

Tropos que reflejan los males de la sociedad

La novela negra es el género ideal para sacar a la luz los trapos sucios de la sociedad que nos rodea. Ya sea a través de la crítica social, como en las obras de Dashiell Hammett, o explorando temas más oscuros y profundos, como lo hace Michael Connelly en la saga protagonizada por su detective Harry Bosch, estas historias son poderosas herramientas de análisis social.

Por eso, aunque en ocasiones acaben convertidos en cliché, los tropos en la novela negra que giran alrededor del machismo, la corrupción, la brutalidad policial, etcétera, siempre vienen bien.

El informante que juega a dos bandas

Un personaje del que no te puedes fiar, porque nunca llega a quedar claro de qué parte está. Es uno de los malos pero colabora con la policía. ¿Hasta qué punto? ¿Les está contando la verdad o es un doble juego?

Si el autor hace que te fíes de él, sufrirás por su integridad al saber lo que está haciendo de espaldas a los villanos; si no te fías, dudarás de cada dato que proporcione al detective y verás una trampa tras cada cita.

Un personaje de gran utilidad para enganchar al lector.

Los tropos en la novela negra que no

Víctima predeterminada: Mujer joven y atractiva

¿Por qué las mujeres siempre son las víctimas en todos los casos de asesinato literarios?  ¿Por qué jóvenes? ¿Por qué atractivas? ¿Es que los hombres no son asesinados, la gente mayor, los feos? “¡Que se mueran los feos!”, cantaban Los Sirex, allá por 1965, y los escritores todavía no lo han pillado.

Por cierto, las mujeres también podemos interpretar otros papeles en la literatura criminal, no solo el de muertas. Ahí lo dejo.

la compañera del policía (Mujer joven y atractiva 2)

Vale, no la hemos matado, pero, para lo que sirve, lo mismo daría. La mujer joven y atractiva es la compañera del protagonista y solo está ahí para crear tensión sexual. En la mayoría de los casos, por supuesto, ella está enamorada de él, aunque él sea un orco anciano. Porque lo de la juventud y el atractivo solo le importa a un género.

El policía solitario

Una cosa es que sea un policía atormentado y otra, que sea Superman. Vamos a ver, los policías no trabajan solos. Hay tropecientos departamentos en una agencia de la ley para que cada agente se especialice en algo concreto. El policía, por muy protagonista que sea, no hace el análisis forense, no recoge pruebas en la escena… ¿Sabes por dónde voy, no? El policía hace su trabajo, pero para resolver el caso necesita que mucha otra gente haga el suyo.

El hácker todopoderoso

Sí, es cierto que me gustan los hacker como personajes, pero, por favor, un poquito de credibilidad.

El hacker que accede a cualquier sitio y descubre todos los secretos en cinco minutos y con una mano atada a la espalda no solo no es creíble sino que ya se está convirtiendo en un Deus ex machina que no soporto. ¿Existen hacker que pueden acceder a (casi) cualquier sitio? Sí, por supuesto, pero no es tan fácil ni tan rápido como quieren mostrar algunas novelas.

Y, por favor, ser hacker es una profesión que lleva años de trabajo, de aprendizaje, de golpes, de prueba y error. Es muchísimo tiempo invertido hasta llegar a ser de los buenos; no se aprende en dos meses con vídeos de YouTube.

(Y no voy a hablar de la moda de las ancianas octogenarias hackers, que ya me he encontrado a unas cuantas entre las páginas. ¿Es un virus o algo así?)

En resúmen

Estos tropos, ya sean de los que SÍ o de los que NO, han dejado una marca indeleble en la literatura de género negro.

Los mejores tropos son aquellos que resisten la prueba del tiempo sin perder su frescura y relevancia. Mientras que los peores, aunque a veces seductores, pueden oscurecer la experiencia de lectura. En última instancia, es la habilidad del escritor para jugar con ellos, darles giros inesperados y desafiar las expectativas.

2 Comentarios

Josefa
Responder
febrero 10, 2024 at 8:05 am

Es curioso q al leerte se hayan abierto las neuronas y veo con claridad los “tropos” q me cansan..el policía atormentado es muy cansino y desvía la esencia del problema y no digamos la mujer víctima..no se cómo explicar q para sentir q me engancha la trama no me pueden matar a la chica siempre y últimamente con crueldad..pues no paso del segundo capítulo..soy más light . Agatha Christie..Poirot.y un poco de humor dentro del crimen viene bien. Alexis Ravelo, Antonio Manzini, Montalbano, al final resultará q no soy de novela negra..

    admin
    Responder
    febrero 12, 2024 at 11:57 am

    Claro que sí eres de novela negra, no hay más que ver los ejemplos de autores que has puesto. Y los tropos que mencionas nos cansan a todos, te lo aseguro. ¡Un abrazo!

Escribe un comentario

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

Información sobre protección de datos

Responsable: Arantxa Rufo
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: info@arantxarufo.com.
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

21 Feb: La novela negra en la cultura popular, una influencia clave

¿Te has fijado en el modo en que las historias de género negro tienen tanto éxito en tantos ámbitos de la cultura?

20 Feb: Más allá de las novedades, en el periódico El día

Regreso a la columna en el periódico @eldia_es para hablar sobre todo eso que estamos dejando atrás. ¿Hay vida más allá de las novedades?