Scroll Top
19th Ave New York, NY 95822, USA

True crime vs. novela negra: ¿Dos caras de la moneda o géneros irreconciliables?

True crime vs. novela negra - arantxa rufo

¿Os gusta la novela true crime? Hace poco hablábamos de por qué nos enganchan las novelas true crime y yo me preguntaba, como nos preguntamos todos, si es cuestión de curiosidad, morbo o interés policiaco.

El caso es que las novelas de este género cada vez son más populares hasta convertirse en una variante de la novela negra por derecho propio. Pero, ¿son realmente una variante de la novela negra? ¿Comparten público o lector aficionado a una no lo es a la otra?

El atractivo del true crime

El lado oscuro de la naturaleza humana

Los aficionados a la novela negra encontramos fascinante la psicología criminal y la posibilidad de sumergirnos en la mente de esta clase de personajes. ¿Por qué son como son? ¿Por qué hacen lo que hacen?

Una cosa es ponernos en la piel de un personaje ficticio, aun cuando esté inspirado lejanamente en uno o varios personajes reales, como el caso de Hannibal Lecter, y otra es vivir las páginas de unos hechos que ocurrieron en la realidad, sin más maquillaje que el que el autor, normalmente alguien implicado en la trama, le quiera dar.

Este es un punto que puede atraer, y atrae, a los lectores de novela negra hacia el género true crime, pero puede hacer que los aficionados a este último no encuentren el interés en las historias de ficción. ¿Hasta qué punto reflejan la realidad?

Ampliar la propia formación

El true crime también aporta la ventaja de disponer de conocimientos reales sobre medicina forense, procedimientos policiales y otros aspectos relacionados con el mundo criminal. A través de las novelas true crime, los lectores pueden aprender información detallada sobre casos reales sin la contaminación que la mente creativa y calenturienta del autor puede teñir la historia, a veces por causar un mayor impacto, a veces por necesidades de la trama y a veces, lamentablemente, por ignorancia.

Los lectores de género negro que tienen un mayor conocimiento, ya sea por trabajo o estudios, sobre el mundo criminal, suelen sufrir estos errores, y es probable que prefieran el true crime a la novela negra.

Los misterios de la novela negra y su atractivo

Encajar las piezas del puzzle

La novela negra y sus misterios son la oportunidad para experimentar vidas ajenas y poner a prueba la propia inteligencia. Aunque ya hemos decidido que no es peor una novela de misterio si el lector resuelve el crimen, tampoco vamos a negar que los lectores disfrutamos resolviendo el enigma junto con los personajes y tratando de descubrir al culpable antes de que se revele en la historia.

Justicia, justicia, justicia

La novela negra también suele ofrecer la satisfacción de un cierre a cada historia, un sentido de justicio y un porqué que nos explica los razonamientos detrás del asesinato o las motivaciones del asesino.

Desgraciadamente, el true crime no siempre puede proporcionar ese cierre. No solo hay historias de este género cuyo culpable nunca se ha descubierto (como pueden ser todas las que involucran al famosísimo Jack el destripador) sino que, en la mayoría de ocasiones, los motivos de un asesino real resultan del todo incomprensibles.

La tranquilizadora distancia

¿Qué pasa si lees una novela sobre un crimen, que te engancha muchísimo, te pones en la piel de los personajes, disfrutas de la investigación, los giros, los asesinatos y luego te das cuenta de que estás leyendo una historia real? ¿Qué pasa cuando piensas que esos asesinatos tan interesantes destrozaron la vida de familias, parejas, hijos, padres? ¿Que ese asesino tan intrigante existe en realidad?

La incomodidad puede ser auténtica en muchos casos y la novela negra nos permite disfrutar de todo eso sin sentirnos culpables o sin permitir que la crudeza de la realidad nos afecte.

En resumen

Creo que los lectores aficionados al género criminal no deberían tener motivos para despreciar o rechazar uno de los dos géneros en un sentido literario. Pueden tenerlos por motivos emocionales (esa culpabilidad o ese morbo), pero no me parece que uno sea mejor literatura que el otro.

Lo importante es disfrutar de la lectura sin que nadie venga con sus prejuicios y engancharnos a todos los géneros literarios posibles, como con las croquetas.

¿Qué género preferís vosotros, novela negra o true crime? ¿Leéis de ambos estilos?

¡Contadme!

¡Felices lecturas!

Foto de Annie Spratt en Unsplash

Escribe un comentario

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

Información sobre protección de datos

Responsable: Arantxa Rufo
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: info@arantxarufo.com.
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

03 Abr: Cruce de caminos: cuando la novela negra se fusiona con otros géneros

La novela negra puede fusionarse con terror, romántica, ciencia ficción o fantasía para añadir suspense y misterio a nuevas dimensiones narrativas

19 Mar: Padres e hijos en la novela negra. Vínculos Oscuros

Las relaciones entre padres e hijos dan mucho juego en la novela negra. Criminales o redentores, hay muchos ejemplos