Scroll Top
19th Ave New York, NY 95822, USA

10 propósitos de año nuevo literarios

10-propositos-literarios-para-año-nuevo-arantxa-rufo

¡Feliz año nuevo!

¿Cómo vas de propósitos para este comienzo de año? ¿Ya has decidido cuánto vas a leer este año? Hace 365 días hablábamos sobre los propósitos de año nuevo y esa manía de convertir la lectura en una competición, aunque sea con uno mismo.

Sin embargo, no podemos obviar que hay mucha gente que utiliza estos propósitos de año nuevo literarios con muy buenas intenciones, ya sea leer más o mejor o lecturas que se salen de su zona de confort y no leerían de no verse obligados por este juramento anual.

Este año te propongo 10 propósitos de año nuevo literarios, algunas ideas para inspirarte nuevas lecturas que puedes adaptar a tus propios gustos.

¿Empezamos?

10 propósitos de año nuevo literarios

Lee un libro que siempre hayas querido leer

Nos ocurre a todos, ¿verdad? Tenemos una lista de libros, más allá de la lista de pendientes, que siempre hemos querido leer pero nunca nos decidimos a hacerlo. Ocurre con los clásicos, y mira que te he contado mis 5 motivos por los que leer clásicos, pero nada, no me haces caso y los sigues dejando de lado.

Deja de fingir que has leído ese libro sobre el que siempre mientes y léelo de una vez este año.

Lee un libro que ya tienes por cada nuevo que compres

Y no me refiero a releer, de eso ya hablaremos después, me refiero a reducir esa pila de libros pendientes que has acumulado poco a poco y que no llegas a leer porque siempre surgen novedades que te llaman más la atención.

¡No!

Cada vez que compres un libro nuevo, proponte leer uno de los que tienes a la espera. Que por algo lo compraste, ¿no?

Relee un libro

A todos nos pasa, a mí la primera, hay tanto que leer, tanta novedad y tanta recomendación, que parece que nunca dejaremos de añadir lecturas a la lista de pendientes.

Pero ¿qué pasa con esas novelas que nos encantaron en su momento? Que nunca más las volvemos a leer. Y es una pena, ¿no te parece? Si tanto te gustó entonces, ¿por qué no regresar a ella?

Incluso si no te gustó demasiado, quizá no era el momento apropiado y podrías darle otra oportunidad.

Deja de lado tanta lectura nueva y, una vez al mes o cada dos meses, regresa a esas viejas novelas que acumulan polvo en la estantería.

Lee autores autopublicados

Perdona si barro para casa, pero este es un prejuicio que tengo que tirar abajo de la manera que sea.

Muchos lectores todavía creen que un autor autopublicado es sinónimo de malo. Y no. No, joder. Puedes creer que yo lo soy, adelante, no estoy diciendo lo contrario, pero te aseguro que entre los autopublicados he encontrado auténticas maravillas en muchísimos géneros literarios: romántica, terror, negra, ciencia-ficción. Lo que quieras.

Ser autopublicado, a día de hoy, puede deberse a mil motivos. Yo te expliqué los míos cuando te hablé de la disyuntiva entre autopublicar o publicación tradicional, pero cada autor tiene los suyos, y la calidad no tiene por qué ser uno de ellos.

Dales una oportunidad. Te prometo que no te vas a arrepentir.

Y ya que hablamos de literatura independiente, compra tus libros en las librerías pequeñas del barrio. Lo que no tengan, te lo mandan a pedir, y estarás ayudando a una o varias familias que lo necesitan más que las grandes corporaciones internacionales.

Anota tus lecturas

¿Te ha pasado alguna vez que comienzas a leer un libro y todo te suena? ¿Y que luego descubres que ya lo habías leído, pero no te acordabas?

A mí sí. Fue uno de los motivos por los que me propuse dejar de leer tanto (si podía). Y es que se me olvidaban las lecturas.

Desde entonces, anoto en una lista todo lo que leo. Título, autor, saga, género, sinopsis, año de publicación y año de lectura.

¿Estoy un poco loca? Sí, por supuesto, no es nada nuevo a estas alturas, pero así me evito errores como ese.

Este truco también me permite detectar si llevo demasiadas novelas seguidas de un mismo género o si hay algún género en concreto que hace mucho que no leo y me ayuda a elaborar los booktag anuales y mis listados de TOP del año.

Únete a un club de lectura

Se dice que leer es una actividad solitaria, y es cierto que es más difícil si tienes gente a tu alrededor haciendo ruido o llamando la atención, pero ¿y si buscas gente para leer una misma novela?

Admito que no lo he hecho en demasiadas ocasiones, pero este año sí he coincidodo en lecturas con un amigo y puedo decir que es una experiencia fantástica poder compartir opiniones, sorpresas ante los giros y conclusiones con alguien que lee la misma novela al mismo tiempo que tú.

Unirte a un club de lectura puede hacer de esta afición algo menos solitario, pero también puede inspirarte a leer novelas que de otro modo no te llamarían la atención o a descubrir enfoques y detalles en los que no te habías fijado.

Si no sabes por dónde empezar a buscar, te recomiendo el club de lectura de Izáskun Albéniz o el Club de lectura de La palabra errante. También puedes buscar en tu ciudad, ya que casi todas las bibliotecas o festivales literarios cuentan con un club de lectura al que puedes unirte.

Comparte tus lecturas

Antes decíamos que la lectura puede ser una actividad solitaria. Con los clubes de lectura, menos, pero si encima compartes lo que lees y tus opiniones, encontrarás un montón de gente dispuesta a charlar sobre sus propias sensaciones al leer esa misma novela.

No importa si lo haces en tu blog, en Goodreads o en las redes sociales, compartir tus lecturas te proporcionará grandes beneficios, no solo a la hora de interactuar con gente sino para analizar lo que has leído, lo que te ha gustado y lo que no y por qué.

Y también aporta otro beneficio añadido, aunque no sea para ti, y es que los autores necesitamos toda la publicidad posible y agradecemos, no imaginas cuánto, cada palabra que se escriba sobre nuestras obras en Internet. Así que, please, please, comparte tus lecturas.

Libera tu estantería

Doy consejos y para mí no tengo, se decía cuando yo era pequeña. Y viene al caso si te digo que elimines libros de tu estantería cuando yo misma te conté hace un tiempo que algo así sería para mí como matar a mis amigos.

En fin, que yo no voy a hacerlo, pero hay quien recomienda regalar, donar o vender esos libros que ya has leído y que no te provocan un cariño especial. Si lo miras por el lado positivo, eso dejará espacio libre para nuevas novelas, ¿no?

Bueno, si eres capaz de hacerlo, adelante, libera espacio.

Apoya las bibliotecas

La red de bibliotecas españolas es extensa y se desviven por conseguir todos aquellos libros que puedan apetecerte. Realizan una labor social increíble y, por un precio ridículo, ponen a tu disposición casi tantos libros como esas tarifas planas online ya-tú-sabes.

Además, organizan gran cantidad de actividades, clubes de lectura, como mencionaba antes, presentaciones, firmas, talleres, actividades infantiles…

Ahórrate pasta y pásate por tu biblioteca pública más cercana. Me lo agradecerás.

No te impongas propósitos de año nuevo literarios demasiado exigentes

Vale, ya sé que esto es un poco raro en medio de un post sobre propósitos de año nuevo literarios, pero también te conté hace tiempo mi opinión sobre los propósitos de año nuevo y esa exigencia de leer más, más, más, más, como si fuera una carrera en la que solo importa la cifra final que compartimos en las redes a final de año. ¿Leer no se trataba de disfrutar? Pues eso. Lee 200 novelas o 2, no importa mientras las disfrutes, las saborees con la calma que merecen y te des el tiempo necesario para apreciarlas antes de pasar a la siguiente.

¿O acaso hay un premio en la meta?

No se trata de leer más, se trata de disfrutar más con la lectura, de descrubrir autores, géneros y títulos que no conocías, de compartir tu pasión con otras personas, de regresar a esas novelas que te enamoraron en su momento y apoyar a los clubes, librerías y bibliotecas que nos las proporcionan.

No te digo que te apuntes a esos estresantes propósitos de año nuevo literarios, pero sí que te apuntes estas ideas y pruebes a ver si te gustan. ¿Cómo lo ves?

¡Felices fiestas y felices lecturas!

4 Comentarios

Javii
Responder
diciembre 28, 2022 at 9:50 am

El único propósito literario que me puse el año pasado fue leer dos grandes clásicos, El Quijote y el Ulises de Joyce, solo conseguí el primero con ayuda del audio libro ( fifty-fifty) con Joyce no pude, del resto completamente de acuerdo con el resto de los puntos que marcas . Bueno, que me enrollo, gracias por este año con tu blog y feliz año y lecturas entrantes. Bss

    Ara Rufo
    Responder
    diciembre 28, 2022 at 10:02 am

    El Ulises es uno de los grandes imposibles de mucha gente, por algo será jjjjjj.
    Felices fiestas, Javi, y muchísimas gracias por estar ahí. ¡Muchos abrazos!

roberto
Responder
enero 3, 2023 at 3:12 pm

Esperando con ansia tus nuevas historias , mi propósito es leer mas de autores de mi tierra. Tengo cuatro en espera , buscando otro tipo de historias que nunca me había propuesto. Ahora mismo estoy con ” La llave del espejo” de Pilar Torres.
Nada parecido a mis lecturas habituales. Pero , quien dijo miedo…
Felicidades por tu Bloq!!!!!

    Ara Rufo
    Responder
    enero 3, 2023 at 3:32 pm

    ¡Muchas gracias!
    Leer autores locales me parece un propósito magnífico, y ya me contarás qué tal el de Pilar. En la variedad está el gusto, ¿no?
    ¡Un abrazo!

Escribe un comentario

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

Información sobre protección de datos

Responsable: Arantxa Rufo
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: info@arantxarufo.com.
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

10 Jul: Un homenaje a las letras, en el periódico El día

Mi columna de hoy en el periódico El Día es un homenaje a las letras, qué menos para celebrar el día del libro.

26 Jun: La novela negra y el movimiento LGTBI+: Una lucha por la igualdad y la visibilidad

La novela negra y el movimiento LGTBI+ se unen para explorar las complejidades de esta identidad LGTBI+ en contextos marcados por la discriminación, la violencia y la invisibilización.